Jamón Ibérico Fermín con hueso

$429.00

El Jamón Ibérico Fermín, es famoso en el mundo por su calidad, propiedades y exquisito sabor. Es uno de los tesoros de la cocina española a los que se puede acceder ahora desde los EE.UU. El jamón ibérico Fermín, producido en La Alberca, Salamanca, se obtiene de los más puros cerdos de raza negra ibérica; su carne rica en ácidos grasos insaturados, es una sana opción para agradar al paladar.

 

Descripción

El Jamón Ibérico Fermín, es famoso en el mundo por su calidad, propiedades y exquisito sabor. Es uno de los tesoros de la cocina española a los que se puede acceder ahora desde los EE.UU. El jamón ibérico Fermín, producido en La Alberca, Salamanca, se obtiene de los más puros cerdos de raza negra ibérica; su carne rica en ácidos grasos insaturados, es una sana opción para agradar al paladar.

El jamón ibérico Fermín se obtiene de las extremidades traseras del cerdo negro ibérico. Seleccionados a partir de las características propias que demuestren la pureza de la raza, estos cerdos son alimentados con cereales de alta calidad, en un régimen de cría extensivo donde gozan de libertad. La calidad del jamón ibérico Fermín es el resultado de la combinación perfecta entre factores como: pureza de raza, régimen de cría, alimentación y un proceso de elaboración y curación que se extiende hasta 24 meses. Este jamón ibérico posee una textura, aroma y sabor únicos que lo hacen inigualable al paladar.

Existen diferencias bien marcadas entre el Jamón Ibérico Fermín y el Jamón Ibérico de Bellota Fermín, dadas por el proceso de cría y alimentación de los cerdos, aun cuando la calidad del animal es la misma, la alimentación marca la diferencia en el sabor, haciendo de cada uno de estos productos un plato con sabores particularmente exquisitos y diferentes.

El proceso de elaboración del Jamón Ibérico Fermín es lento y laborioso, puede durar hasta 24 meses y se realiza en 5 etapas o fases: selección y recepción de la materia prima, salazón y lavado, asentamiento, secado y maduración y envejecimiento o bodega, durante todo este proceso es muy importante el papel del maestro jamonero, pues controla la duración de cada etapa teniendo en cuenta las características de cada pieza siguiendo una tradición ya milenaria, dando el mimo necesario para obtener un producto de calidad único en el mercado.

Ingredientes: Carne de cerdo negro ibérico, sal, condimentos (azúcar, citrato trisódico, Nitrato de Potasio, Nitrato de Sodio). No contiene gluten.

Fabricante: Embutidos Fermín.
Origen: Alberca, Salamanca (España)

Nota: Inspeccionado USDA

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Jamón Ibérico Fermín con hueso”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *